La Mansion del terror

SITGES 2014- Crónica diaria (Miercoles 8 de Octubre)

Escrito por: Óscar Sueiro [DR. WEST] 11-10-2014

SITGES 2014- Crónica diaria (Miercoles 8 de Octubre)
Le French es una película que todos hemos visto muchas veces, pero es que cuando se hace tan bien, nunca cansa.
Podría ser una precuela no oficial de French Connection, de William Friedkin. Relata la creación y organización de los que luego negociaron con los Estados Unidos y persiguió Popeye Doyle tan fervientemente.
La primera mitad del metraje es muy Scorsese, y la segunda es más europea. Está todo en su sitio, no tiene grandes pegas y pasa volando. Quizás podría haber prestado más atención a los secundarios -tomando nota también de Scorsese-, pero en todo caso, se olvida de florituras y va al grano. Una notable película sobre el crimen organizado. 8

Annabelle.
Se habla de precuela, pero preferiría no manchar el nombre de The Conjuring, uno de los mainstream más terroríficos de los últimos años.
Annabelle tiene lo peor de Hollywood: guion previsible y tomar al espectador por tonto. Quizás alguno salte de la butaca con los golpes de efecto a base de volumen, pero climax real, ni por asomo. Me provocó la más absoluta indiferencia. 2

The Double es una adaptación más de la novela de Dostoievsky, que pone casi todas sus fuerzas en la forma y deja el contenido más en piloto automático. Partiendo de un relato universal así, muy mal habría que hacerlo para pifiarla, y este no es el caso. The Double es interesante todo el rato, pero lo que más me estimuló fueron la fotografía y la dirección artística, de alguna forma emparentadas- al menos en mi cabeza- con Burton Fink, de los hermanos Coen. 6

A hard day.
De nuevo los infalibles coreanos dan buena muestra de cómo combinar thriller y comedia. Aunque es cierto que el empacho de cine coreano de estos últimos años hace que le reste impacto, también cabe ser honesto y decir que lo hacen realmente bien. Esta película hace cuatro años me hubiera vuelto loco, y ahora la disfruto pero va al montón.
En todo caso, es destacable porque no le pongo ni un pero. Es muy divertida, su ritmo y el interés por su trama no decaen ni un solo minuto, y está rodada y montada con muy buen ojo. 7,5

Cold in July.
Los que estuvimos aquí en Sitges hace unos años en la proyección de Mullberry Street, podemos decir que fuimos los descubridores de Jim Mickle, hasta hoy, siempre en línea ascendente; Stake Land, We are what we are, y ahora, Cold in july.
El film que nos ocupa es para dejarse llevar y disfrutar. Estoy seguro de que irritará a los que van con el libro de guion en la mano, y ojo, no les faltará razón. El último filme de Mickle tiene serias flaquezas en su desarrollo y credibilidad, pero... y lo que mola?
Al fin y al cabo, el viaje del personaje protagonista tiene un sentido, que no es lo mismo que decir que tiene sentido, y aunque harían falta unas reescrituras para fortalecer esos puntos de giro, el todo queda compensado por la buena dirección y las interpretaciones. Una peli que pierde un poco el norte, pero que es una gozada. 8

VHS Viral.
Tercera entrega de esta saga construida a través de fragmentos independientes. Empezó siendo una apuesta por el terror, su segunda entrega vio el envite y subió a órdago, y la tercera se ha quedado con el farol en la mano y fuera de juego.
Muy endeble todo, muy anecdótico y olvidable. Únicamente Nacho Vigalondo sube el listón, siempre con ese punto socarrón -los Venga Monjas son protagonistas-, pero sin perder de vista el género, tanto fantástico como de terror. Aun con todo, salva bien su fragmento pero no puede con el lastre de todo el conjunto. 4
Volver